martes, 6 de junio de 2017

INFIERNOS 3.073,3.083,3.073





                                           De nuevo, vuelta a los  ¡¡¡¡INFIERNOS !!!!!


No es que hayamos bajado a las oscuras y tenebrosas calderas de Pedro botero, con aquello que nos asustaban las abuelas cuando éramos pequeños, al contrario, subimos casi a los cielos, para estar en los infiernos.
La paradoja es chula, casi tan chula, como los paisajes que en mi caso, volví a descubrir .
Hace como unos quince años, que me paseé por vez primera por sus cumbres, un mes de octubre.....
Hoy   vuelvo con los colegas del club de montaña  ANTSOAINGO MENDI ESKOLA.
El planteamiento, es el del montañero-dominguero.     Acercamiento hasta el refugio de los ibones.....
parada-merecida, cerveceo-risas, y al día siguiente, madrugón-cima, cima-coche, coche-casa.
Lo intentamos hace un par de años, pero las inclemencias del tiempo, nos obligaron a subir a Tebarrai, y a escapar corriendo, envueltos en ventiscas y calándonos hasta los gayumbos.
Hoy la cosa esta más tranquila, el tiempo es bueno, casi caluroso, apenas corre una ligera brisa, justa para refrescar, y la nieve esta durilla, tanto a la subida como a la bajada.
Pasamos de la cuesta del fraile para llegar al refugio.    Vamos por el otro lado, y el camino, no resulta tan monótono junto a la tubería...que realmente es lo único que jode.




A las cinco y media suenan todos los móviles a la vez, en una sopa de sonidos y melodías, que con el sueño pegado a los ojos, más que despertarte, te descoloca y te despista, llegando a perderte .      Pero siempre hay alguien que te lo recuerda, así que la lavada del gato, y a desayunar.
Para las seis y media, llevamos como diez minutos andando, unos, los otros, los que dicen siempre que van mas despacio, ya hace un rato que han salido.
 Cruzamos neveros, y seguimos huellas de alguien que bajó ayer....y así, rodeamos bachimaña alto, y encaramos hacia los azules, donde todo está tapizado por nieve.     Las cuestas siguen intentando pegar tus pasos al suelo,. y hacerte la progresión mas dura, ¡¡¡ pero que coño !!!, estamos fuertes y motivados, y a estas alturas de marcha, solamente miramos hacia arriba.





Llegados al collado, de nuevo Tebarrai nos saluda.      Bueno, van saludando todos aquellos que o bien hemos subido, o siguen guardados en la carpeta de proyectos, dejando que la envidia nos corroa.
Encaramos hacia el garmo blanco, con una fuerte pendiente de nieve, que escaqueamos por la fácil arista de roca.     Así no se nos mojan las botas.       Al llegar a su cima, ya vemos el recorrido aéreo que nos espera. Descubrimos las tres cimas, la marmolera, y lo vemos limpio de nieve.....Así ,sí .
Aquí la arista se vuelve algo peleona, sin llegar a ser guerrera, y con cuidado, sin tropezones tontos que te pueden salir caros, vamos llegando , arriba, alto, muy alto, a buscar los infiernos. 
 María se queda en el primero, dice que está molida, y que no quiere seguir más......guarda fuerzas para la bajada...
Y el resto continuamos.....cruzamos la marmolera, foto, seguimos hasta el final, foto, y volvemos sobre nuestros pasos, y hacemos otra foto...






Ya solo queda desandar el camino.   Bajamos por donde subimos.    Abajo han quedado todas las montañas que salieron a nuestro paso. Con altivez las saludamos, mirándolas por encima del hombro, y de nuevo, las miramos desde abajo.








HEMOS SALIDO DE LOS INFIERNOS, Y NO PRECISAMENTE PARA LLEGAR A LOS CIELOS