lunes, 2 de enero de 2017

Sont les filles de la monta 300 m. III/4+

Otro año mas a Ecrins ( Alpes franceses ).......De nuevo la minipandi, en otra aventura invernal.......buscando el hielo.
Viaje, el largo y cansado viaje por las autopistas francesas.....la noche, las áreas de servicio.....los turnos al volante.
Pero todo queda en el olvido, cuando llegamos a nuestra casita en Vallouisse. Este es el séptimo año consecutivo, en el que esta semana de navidad, la tomamos para desconectar con las rutinas diarias, e intentar contactar con los caminos helados que caen de las montañas.
Vías conocidas, repetidas hasta la saciedad, y vías nuevas, donde poner en marcha una serie de sensaciones, y de gestos, que ponen a prueba los conocimientos adquiridos los años anteriores, y el buen hacer que llevamos hasta ahora.
Particularmente, llevo desmotivado desde agosto, que volví de Bolivia, pero dentro el gusanillo del hielo, comienza a picarme.
Vamos a enfrentarnos a una vía nueva, y llevo de hermano de cuerda, a Xabi, que comenzó a moverse por estos caminos, el año pasado.

                                                                             


Pasado el pueblo de Ristolas, llegamos a La Monta. Apenas dos casas y una iglesia. Frente a la iglesia, un aparcamiento donde dejar la furgo, y en frente, un puente que nos lleva a un camino bien marcado, y en apenas unos diez minutos, encontramos a la izquierda del camino, el objetivo de hoy.

                                                                                   


Una cascada de montaña, con un recorrido lleno de campas, y unos resaltes que alcanzan hasta el grado 4+.
Ayer la hicieron nuestros compañeros, y nos hablan bien de ella. Luego veremos en las fotos, que las condiciones han variado de un día a otro. Es lo que tiene el hielo.
Vistiéndonos para la ocasión, llega otra cordada ya vestida, así que la dejamos pasar.
Encabezo el primer largo, sencillo, unos resaltes que no pasan de 3º.
                                                                         

Y así sucesivamente, vamos poniendo nuestras botas sobre ellos.
Campa, resalte, campa, resalte, hasta que llegamos a los pies del largo clave. Un resalte de unos 40 m. en 4+, con una travesía a izquierdas, donde hay que afinar los pasos y las protecciones, y sobretodo dejar el camino bien protegido para que en caso de que tu compañero se pire, que no haga el péndulo de las doce.
                                                                           



Reuniones en árboles, seguras,donde poder descansar, donde poder subir a tu compañero, y donde poder volver a sonreír, después de la concentración de la escalada. Ya. Todo el recorrido, ha quedado por debajo de nosotros. Que placer. Que sensaciones tan buenas. Que calidad de hielo en algunos tramos, y que platos tan desagradables en otros. Ahora solamente importa bajarse de aquí Un camino bien marcado, después del último resalte.....nos lleva de nuevo, hasta el aparcamiento.
                                                                                 




 

viejos y gordos 25 m. 7a/7a+ Atxarte- Eguzkiaurre




Tras dos o tres llamadas de teléfono, intentando quedar, por fin se ajustan los calendarios y las horas.
Ramón y Luis, han descubierto una de las pocas líneas que aún quedan vírgenes en Atxarte. Es hora de meterle taladro, y probar.
Ascendiendo casi por la vía, y asegurándose a la de al lado, preparamos la cuerda, para en polea, poder entrar en las entrañas de esta roca, y poder disfrutarla con seguridad.
Me calzo los gatos, y armado con taladro, boles, martillo y llave de carraca, voy a intentar hacer bien mi papel, y colocarle las chapas.




La roca, está receptiva a la broca, y pasito a pasito, con la seguridad de ir en top-rope, voy haciendo los pasos, hasta encontrar las marcas que ha dejado Ramón.



La roca llora polvo al sentir los mordiscos, y curo esta herida, con boles y chapas..... Son apenas nueve agujeros, y rápidamente, el trabajo queda hecho.
Bien asegurada, solo queda probar......y que la gente pueda disfrutar de esta escalada plaquera.