domingo, 24 de julio de 2016

BOLIVIA


Días de trabajo, muchos días de duro trabajo, que tengo que agradecer a la minipandi.   Organizar, buscar, mirar, en definitiva, construir una excursión, de nuevo a los andes, pero a unos andes desconocidos para mi........como si ya los conociese todos ¡¡¡¡¡
Un finde relajado con mi pareja, en Madrid, solo para nosotros, aprovechando, disfrutando hasta el momento de coger el avión.
Puntuales han llegado el resto, Luis, Ramón, Garazi, eta Ion.  Ya estamos todos, y la montaña de petates, es impresionante.   Aún queda para que salga el avión, pero nos sumergimos en los trasfondos de las Tes,, hasta llegar a la T4.  ¿¿¿¿¿¿ Por que nuestra puerta de embarque es siempre la última del pasillo ???????
 Pasan lentos los minutos, hasta que por fin, nos arracimamos todos en una cola imposible, y comenzamos a entrar........siempre tengo la impresión, de que si no pisas, o te pisan, el avión se va sin ti........que estress....  Diez mil y pico kilómetros, nos separan del primer destino,  horas para llegar a Lima, donde tenemos que volver a esperar, y partir hasta otro aeropuerto, a dos horas, para volver a saltar, hasta el aeropuerto de La Paz.   Más vale que hay un taxi esperando para ir al hotel, y al llegar, vemos como se han ido del reloj 24 horas de nuestra vida.........24 horas viajando, o esperando el viaje.... que daño hacen las escalas que abaratan los billetes, pero como nos facilitan el poder hacerlo.
Qué más da....ya estamos aquí, y es donde queríamos estar.



Son las seis de la mañana, hora local, cuando nos tiramos en la cama, para intentar dormir un poco.  Y realmente es poco, por que entre lo que duermes en el avión, y la emoción de estar aquí.......hay que salir a la calle, turistear un poco, hacer odiosas comparaciones, perderte entre las calles y callejuelas, ser tu el diferente, dejar que te miren, sentirte observado........
No puedes olvidar en ningún momento, que estas a 3800 m. de altura, y que te va a dar el soroche, que vas a sentir el cuerpo extraño, raro.......que tienes que ponerte ciego de beber agua, y alguna cerveza, que no puedes hacer esfuerzos, por que enseguida te quedas sin aire....en definitiva, comenzar con un nuevo proceso de aclimatación.....un nuevo proceso de aclimatación......y despacio, callejeas, haces una vida normal, pero más despacio, y las sensaciones son buenas.....o a estas horas de la noche, con el cuerpo machacado, igual ya no son tan buenas....