domingo, 12 de abril de 2015

GALAYOS TORREÓN SUR DIRECTA 150m. V


Se va acabando el tiempo, en este paraíso de roca.
 Después de vivaquear, junto al refu, y de haber tenido la compañía de la cabra que por allí habita, el día, amanece despejado. Un desayuno de café y galletas, para quitar las legañas, armarnos con todo el material, y a por la despedida por ahora de Galayos.
 Aproximación rápida a la canal, por donde trepamos como rebecos, hasta una instalación de rapel. Un rapel de casi sesenta metros, por una canal bastante chunga, nos deja a pie de vía.




 Esta vez, me toca a mi el primer largo. Hoy somos dos cordadas de tres. Asier ha pinchado. Las rozaduras de sus talones, no le quitan la sonrisa de la boca, pero con eso no se anda, y tiene un tobillo destrozado, así que decide bajarse al coche, poco a poco. 
Comienzo por un paso de V, protegido con un clavo, y la verdad que sin las chapas que te dan la vida, hay que apretar un poco. Luego me contaron estos cabrones, que un poco mas a la derecha, era mas fácil.......
El largo, es muy disfrutón, y a eso me dedico, a escalar y a disfrutar....del paisaje... de la roca.....de la vía......del día ..... de los hermanos de cuerda......


 El segundo largo, se lo lleva Pablo, en un plis.
 Me vuelve a tocar, el que se supone que es el largo peleón, y el ambiente, el patio ,es impresionante. 
Algún clavo se ve, y se deja chapar. La última parte, es la que mas me ha gustado, un diedro fisurado, donde subir a placer, tirabas los friends a la roca, y se ponían solos. Ni tan siquiera hay que elegir el tamaño. Todos valen . Monto la reunión arriba, y me desplazo unos metros, para ver la salida de mis compañeros. Ya todos arriba, la cima resulta acojonante. No de bonita, que también, sino de distinta. Un grietón, de muchos metros hacia abajo, nos separa de la cima verdadera. Es tan solo un paso largo, pero arriba, te montas a caballo en ella, un pie a cada lado, y con patio impresionante. Montamos el rapel, y verticalmente bajamos los sesenta metros de la cuerda, hasta la instalación que hemos rapelado antes, pero ahora en el otro sentido.




Uno tras otro, bajan deslizando todos, al refu, y rápido al coche. Una lavadita rápida, para quitar las cascarrias, y a Arenas de san Pedro, que esta noche, nos daremos un gran homenaje.
 Nos lo merecemos, y en parte, para eso habíamos venido.


PD.
 Raúl Lora, te he mangado la foto de la reseña del libro.

GRAN GALAYO GRAN DIEDRO 100M. IV+


Siguiendo con el periplo semanasantero, sin terminar de bajar el pequeño Galayo, empalmamos la trepada y destrepada, con el gran Galayo. Queremos subir el gran diedro.


Seguimos los siete. De nuevo dos cordadas de dos, y una cordada de tres. Como el reloj, ya nos empieza a apretar, decidimos que el primero de la primera cordada, lo equipe, y el resto, subiremos como en deportiva. Con los seguros puestos.
Arranca Aitor, comenzando por III +, muy fácil y disfrutón, un rato de IV y al final, IV+. Después una pequeña trepada, para terminar, de III+, y nos juntamos todos arriba, para hacernos un selfi. 


La destrepada hasta la canal por la cual bajamos, es fácil, pero a tramos se vuelve muy delicada.  Pasamos de una brecha a la derecha, y continuamos bajando por la segunda.En poco rato, estaremos en el refu, donde nos espera una suculenta cena.