viernes, 29 de agosto de 2014

ALPAMAYO




Tras la tonta pelea con el Artesonraju, nos queda el último asalto.  Alpamayo.  Todos los pasos, despertares, pateadas, esfuerzos, temblores, y demas, han estado encaminados a verla de cerca, a medirnos con ella.  La montaña mas bonita del mundo.  De nuevo con mochilas gordas, partimos hacia las alturas.  Dos campos, y con un ultimo esfuerzo estaremos alli arriba, en el anhelado paisaje....que ilusos.  Queremos hacer la montaña....y ella ....Que quiere?  Cuatro horas nos ha permitido vivir en su campo morrena. Cuatro horas que han pasado entre una sopa, y nieve. Cuatro horas de nieve y viento. Cuatro horas y una tregua, que nos ha dejado escapar hacia cotas mas amables. Un tren de tormentas, como se denominan ahora, nos deja bajarnos en una estación, y esperar mejores tiempos.


Amanece despejado, y ahora si, ahora en un pegue, nos haremos con ella. Son casi mil setecientos metros de desnivel, pero tenemos fe y fuerzas, asi que nos vamos a buscarla. El campo de ayer, es ya un recuerdo, el glaciar un pasillo enmoquetado, y la canaleta antes del collado, un recreo.


La desolación es lo siguiente que nos encontramos. Solo podemos ver un cuarto de montaña...todo esta cubierto de nubes. El campo uno, tiene la frialdad de los espacios vacios...somos los únicos que estamos por aqui...y los accesos a la montaña, una incógnita que no queremos desvelar. Muchas ilusiones, nos las arranca el viento helador .  Hoy ha sido un reto cumplido, el haber llegado hasta aqui.


 Alguien sabe si volveremos?
Alguien sabe si esta montaña seguirá aqui?
Alguien sabe si tendremos fuerzas para volver a intentarlo?
No fuimos bienvenidos, ni tan siquiera invitados.  La anfitriona, ni siquiera salió a recibirnos.  No abrió las puertas de su casa, y nos dejó en la calle, con indiferencia.  Con esa indiferencia, retomamos el camino de vuelta hacia el calor, y la indiferencia paso a convertirse en risa. Las lágrimas que derramamos no eran de pena, venian acompañadas de dolores de tripas, de alegria...de la alegria de nuestro fracaso, de la alegria de seguir viviendo...alegria de nuevos proyectos...