miércoles, 8 de octubre de 2014

PANY-HAUS 180 M. 6a

Otra vez, al reino de los bolos, al reino del vacio a la espalda.  Tocan las campanas a nuestra llegada. Tocan alegres, asi que no nos da miedo.

video

Vuelvo a la Pany-haus.  Donde la vez anterior que intente subirla, me perdí.  Es dificil perderse en una chimenea, y consegui hacerlo.  Vuelvo con Aitor.  Juntos, encontraremos el camino. Esta vez sí.


Hace un poco de viento, y pienso que estaremos mas resguardados, en el interior de la chimenea. Estará a la sombra. Se ve desde abajo.  Nos llevamos el agua, y los forros polares. Un ciento de cacharros, y muchas ganas.


Comienzan las primeras panzas, un poco mas a la izquierda de donde lo hice la otra vez.  Esta vez, parece que si, que vamos por buen camino.  Un larguito , muy facil.  Los vamos alternando, y poco a poco, solamente nos vemos, cuando nos juntamos en las reuniones, dado lo angosto que en muchas ocasiones, se vuelve el camino. De oirnos......ya ni hablamos. Intuición, y conocimiento del hermano de cuerda.


Incluso, trepamos mirando al valle, lo que en un momento muy pequeño, hace que nuestra cabeza piense mas de la cuenta...  La vía se encuentra equipada, dicen las guias, y una de dos, o nó es cierto.....o no vemos tres en un burro.  Los spits, racanean en muchos lugares, lejos , pocos para la exposición que tenemos, ya que si caemos , daremos tumbos a los dos lados de la chimenea, hasta quedarnos empotrados ....seguro. Eso si no vamos hasta algún tejado del pueblo
La via esta llena de vegetación, de higueras....sin higos....


Tanto forro polar....tanto plumas...y el calor aprieta.
Un último paso , largo...como ocho o diez metros, por un terreno descompuesto de quinto, sin protección, nos saca a la última reunión.
Llegamos hasta el collado, buscando el cable de bajada, y aparece el Fire, desafiándonos otra vez. Llamándonos .


 Dos horas mas tarde, tocamos suelo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario