lunes, 27 de octubre de 2014

ATXARTE .PRIMER Y TERCER ESPOLON



Otra vez Atxarte. Mítica escuela de escalada deportiva, donde vamos a buscar una sucesión de vias, que nos lleven hasta arriba. Las rutas elegidas, son:   Diedro olvidado, 6a, La nueva, V+, Bordatxen, 6b, Irrintzi, 6a+.
De nuevo, Luis es mi hermano de cuerda. Está fuerte . Un corto paseo, nos deja al pie de la primera vía. Comienzo con ganas, pero en Atxarte, hay una pátina en la roca, que siempre me pone los pelos como escarpias.


Un sobao general en todos los primeros largos, que me acojona. Al llegar al paso de 6a, lo intento y lo ensayo, pero no lo veo, y pido retirada. Luis se lo saca en un plas. Una regletilla negativa, desde la que mantener y forzar, no me da la suficiente seguridad, y me bajo. Joder con la cabeza. La segunda tirada, es de V+, y la intento también. Se pone vertical, con ese grado Atxartiano, que me hace sudar.


Un problema menos. Recojo a mi hermano y nos paseamos hasta el tercer espolón.  Los brazos, ya empiezan a pedir clemencia, por el largo anterior. Los popeyes, han crecido, hasta casi agarrotar las manos. Luis se lanza a por el siguiente. 6b mantenido, y con algún reposo, pasa al saco.


Sufro, me divierto, pero sufro. No ya de cabeza, puesto que voy de segundo, pero es muy físico, con bastante buen canto, pero largo...por lo menos a mi se me hace eterno. He sacado zumo de algunas piedras...apretando como si no hubiera un mañana, como si mi vida entera dependiera de algunos agarres.


Tras una corta travesía, llegamos al último bastión que nos separa de la paz del suelo. De nuevo, voy de segundo. Luis se ha perdido entre unos contraluces, apretando , con los brazos cargados de adrenalina, pidiendo aire...Se escucha un lejano...- ¡¡ reunión !!- y me lanzo con decisión a la aventura. El patio que se abre bajo mis pies, no me asusta, pero si me impone, y apretando la caja de los dientes, fuerzo mis fuerzas, hasta la penúltima chapa, donde necesito respirar, descubrir el aire fresco, donde siento que soy libre como el viento, si no fuera por esta cuerda que me ata a la vida. Descendemos por un camino marcado...hasta el premio final. No se cuantas veces, he vuelto yo hoy la vista atras.



21 SUBIDA POPULAR A EZKABA

Otro año más. Y van 21. Algunos he fallado, por diversas circunstancias, pero es una marcha de las que me gustan.
No te cuelgas ninguna " medalla", de esas que somos tan amigos. Con un desnivel de apenas cuatrocientos metros, no es ninguna hazaña montañera. Simplemente un paseo.. Las vistas no son la hostia, pero se distinguen dos valles, completamente distintos. No hay pasos duros, y puedes subir hablando, sin perder la respiración. Te encuentras entre amigos, y con gente a la que hace mucho que no vés.


 Lo aprovechamos, como una actividad más, más lúdica que deportiva, y mas social que otra cosa. Con buena compañía, las experiencias saben mejor.



Otro día chulísimo, con buen tiempo, sin aire, con calor, que te abra los poros, en este pulmón de la ciudad, que unos se empeñan en proteger, y otros en joder. Subida rápida, pero sin prisas, y bajada, con la prisa de que nos espera un buen aperitivo, callejeando por la vieja Iruña. Casi se nos acaba el día, con la mochila
 colgando.

martes, 21 de octubre de 2014

PEÑA FORATATA via valle de tena 250m. 6b v+/a0



Cuando las ganas de escalar, son tan grandes, no te puedes resistir.
Hacia tiempo que había caído en mis manos la reseña.  Unas veces por que si, otras por que no, todavía estaba en la mochila de los proyectos.  Esta vez va a ser que sí.

 Viajecito hasta Formigal, y casi una hora de aproximación, por un sendero mas o menos marcado.  El sol pega con ganas, y comenzamos a destilar sudor.  Hoy mi hermano de cuerda, es Roberto.  Un aprendiz de escalador, con muchas ganas, muy fuerte, y con casi cero de miedo.  Los ojos, se le salen de las órbitas al ver la pared.  Duda de si será capaz de subirse por allí.  Según la reseña, vía equipada, y acerable por si hay problemas. Es imposible perderse en la entrada de la vía. Una V y una T, nos indican la puerta .  Vestidos para el juego, comienza el baile.


Al principio, las placas, te hacen tener mas fe de la necesaria, y , con algún paso de adherencia,  resolvemos los primeros problemas.  Con decisión se lanza el aprendiz de escalador, contando que es su segunda vía de pared, la resuelve sin angustias.  Alguna tiene a la hora de montar la reunión, pero nada que no se pueda curar con un poco de paciencia, y unos cuantos gritos de reunión a reunión.

El suelo se va quedando abajo, y la auto estima va para arriba, pero no te confíes compañero, la parte más dura de la vía, esta por llegar. Y a ella llegamos. Un diedro chimenea.  Esta bien protegida.....ya , ya...
Los parabolts de 8 mm, parecen de juguete.  Si tienes un saque duro.... No pienses mas, y para arriba.  Los problemas se solucionan " afrontándolos de frente ", y en ese paso, me quedo empotrado, sin estar de frente, y sin saber como moverme.  Las chapas le quedan lejos a mi miedo, y con mucha psicología interior, y hablándome mucho...¡¡¡ problema resuelto !!!!.


A partir de aquí, es puro trámite lo que nos queda, y al llegar a la última reunión, la hinchazón corporal y mental, es tan grande, que nos vamos para abajo, por un caminito bien marcado, con mucho patio.
Más de cuatrocientas veces, se volvió Roberto a mirar su pared. No se podía creer , que había hecho , lo que había hecho.  Por donde había sido capaz de subir.  Desandamos el camino, y cuando le comento algo, me vuelvo, pero se ha quedado atrás mirando de nuevo la pared.



lunes, 20 de octubre de 2014

CUEVA DE ESPOZ



Escondida.
Para todos los públicos.
 Para que no vayan todos.
Asi se nos ha mostrado la cueva. 
Para que no la sigan jodiendo, los anormales que hicieron pintadas, y se dedicaron a romper las estalagtitas, que tantos años , en la oscuridad y el silencio, se fueron creando, a partir de unas gotas de agua.




 El murmullo de los murciélagos, nos dió a unos paz, y a otros nervios, en medio de la oscuridad.
 Su vuelo seguido con la luz del frontal, asustaba al estar a oscuras....son mas listos que nosotros,  y no van a chocar con nuestras cabezas...


El reino de la oscuridad, nos acogió en silencio, y nos mostró sus bellezas.
Años, siglos de un trabajo incansable, que no se agota.
Una explosión de arte.
Nos ha costado llegar.
 La jabalinada, ha sido interesante. 
Pasos de vertigo, sobre el karst.
 Pisa bien, que te vas al fondo, y te haras daño. 
Apoyados por manos amigas, que te guardan el equilibrio. 
Con las ramas y las matas y las zarzas, escribiendo sobre tu piel.
Y sonriendo.
Y el premio, algo bello.
Todo cuenta a nuestro favor, el sol, las setas...y una cuadrilla que se divierte haciendo lo que le gusta.
 No hicimos espeleología, ni hicimos montañismo.
 Paseamos en medio del paisaje, y tuvimos un bonito final.
Se puede pedir mas?
 Por supuesto, pidamos más.





 




miércoles, 8 de octubre de 2014

PANY-HAUS 180 M. 6a

Otra vez, al reino de los bolos, al reino del vacio a la espalda.  Tocan las campanas a nuestra llegada. Tocan alegres, asi que no nos da miedo.


Vuelvo a la Pany-haus.  Donde la vez anterior que intente subirla, me perdí.  Es dificil perderse en una chimenea, y consegui hacerlo.  Vuelvo con Aitor.  Juntos, encontraremos el camino. Esta vez sí.


Hace un poco de viento, y pienso que estaremos mas resguardados, en el interior de la chimenea. Estará a la sombra. Se ve desde abajo.  Nos llevamos el agua, y los forros polares. Un ciento de cacharros, y muchas ganas.


Comienzan las primeras panzas, un poco mas a la izquierda de donde lo hice la otra vez.  Esta vez, parece que si, que vamos por buen camino.  Un larguito , muy facil.  Los vamos alternando, y poco a poco, solamente nos vemos, cuando nos juntamos en las reuniones, dado lo angosto que en muchas ocasiones, se vuelve el camino. De oirnos......ya ni hablamos. Intuición, y conocimiento del hermano de cuerda.


Incluso, trepamos mirando al valle, lo que en un momento muy pequeño, hace que nuestra cabeza piense mas de la cuenta...  La vía se encuentra equipada, dicen las guias, y una de dos, o nó es cierto.....o no vemos tres en un burro.  Los spits, racanean en muchos lugares, lejos , pocos para la exposición que tenemos, ya que si caemos , daremos tumbos a los dos lados de la chimenea, hasta quedarnos empotrados ....seguro. Eso si no vamos hasta algún tejado del pueblo
La via esta llena de vegetación, de higueras....sin higos....


Tanto forro polar....tanto plumas...y el calor aprieta.
Un último paso , largo...como ocho o diez metros, por un terreno descompuesto de quinto, sin protección, nos saca a la última reunión.
Llegamos hasta el collado, buscando el cable de bajada, y aparece el Fire, desafiándonos otra vez. Llamándonos .


 Dos horas mas tarde, tocamos suelo.



martes, 7 de octubre de 2014

URKULU

Despues de un verano, lleno de aventuras, y experiencias, vuelvo .
De nuevo, el club. Antsoaingo Mendi Eskola.
Ya comienzan las andaduras, y para primer plato, algo sencillo, que nos vuelva a despertar las ganas de andar, de conocer, de salir, de estar entre gente nueva, y entre amigos.


Urkulu, un montico acosado por encantadores paisajes, donde la vista tambien se pierde en la distancia. Sin machacar las piernas, sin llenar la mochila de penseques, y porsiacas.
Pasamos la fábrica de armas de Orbaizeta, y la pista nos lleva a una senda de herradura. Entre pastos, y caballos, accedemos a una zona mas rocosa, y entre las rocas,vemos, una oveja que no se quiere morir. Los buitres, no tienen prisa, a excepción de uno, que quiere probar la carne todavía caliente. Por desgracia han llegado los humanos, en ese momento preciso, y se corta de darle algún picotazo. El resto del grupo, espera cerca. Otros, vuelan esperando el momento.




Es cuestión de tiempo.
Enseguida, llegamos a la torre romana, que corona la cima. El dia se muestra precioso, y la vista, vaga muy lejos. Recuperamos las pocas fuerzas que hemos gastado, y volvemos a ver si la naturaleza, ha seguido su curso. La oveja agoniza tranquila. No la molestamos. Sus comensales, ya no están. ¿ Vendrán a cenar ?
Bajamos hasta la cueva de Arpea. Alguien o algo, levantó la roca, como si fuera una sábana en una gran cama, un poco, lo justo para dejarnos un rincón agradable, lleno de misterio.