sábado, 22 de marzo de 2014

II SEMANA DE MONTAÑA DE ANTSOAINGO MENDI ESKOLA





Llega la resaca. Tras una semana triturante...llega la resaca. 
Resaca, con sabor dulce...con satisfacción.
 Ponemos en marcha la fábrica de sueños, y nos vamos al Everest, a los Gasherbrum, al Denali y al Aconcagua, a dar una vuelta por los Alpes, italianos, alemanes, franceses, austriacos...a escalar a Etxauri, y de hay al Manaslu, Nepal....Etiopía...Un viaje agotador...y prácticamente sin movernos de casa. Otra manera de ver la montaña, desde ojos ajenos...con otro punto de vista.


Mas de quinientas personas, han soñado por nuestra culpa, se han removido inquietos en las sillas o en las butacas, y se han reído con las ocurrencias...nadie sale indemne...cambias de piel por un momento, y te sumerges en la aventura de la pantalla. Otra manera de ver las cosas...
Culmina otra tarea . Una vez mas bajamos el telón, y ya volamos en busca de nuevas aventuras .
Pasión por la montaña, en todas sus facetas,  todas sus variantes, todas sus disciplinas.
Llega la resaca, con gracias en la boca, a todos los que lo habéis hecho posible.

¡¡¡ nos vemos en los montes !!!









domingo, 16 de marzo de 2014

ANAYET. Corredor N a la NE 500 m. 75º/M4+ MD


La primera vez que vi Anayet, pensé que cuando lo subiese por vez primera, seria por una vía elegante. Lo conseguí por la vía de los balcones. Lo que nunca se me ocurrió pensar, es que la segunda vez, sería por ese corredor que tantas veces había visto cada vez que me acercaba hasta sus faldas. Lo veía desafiante y mi imaginación, se ponía cachonda solo de pensarlo. Imaginaba lo que no veía, y lo que veía me hacia delirar.
Estos delirios, se han acabado. He visto y he tocado, he recorrido, lo que tantas veces recorrí con la imaginación.
Hoy mi hermano de cuerda, es Ramón. Por circunstancias,  como cordada ,coincidimos los dos solos,. También vienen, como otra cordada, Carlos y Fernando.
La penosa aproximación por las pistas, es nocturna, así que con un poco de conversación, y otro poco de perseguir esa lucecita que tanto se mueve delante de los pasos, la llegada al collado, nos recibe con un amanecer, y unas hermosas y atemorizadoras vistas.


Las duda, comienzan.....- La semana pasada estaba mas formado....- Había chapón de hielo.....- Se ve mucha roca...¿ no?.....
Disipamos las dudas mientras nos acercamos, y ese montico de juguete que se veía de lejos, cada vez se hace mas grande. Inmenso, cuando estas a sus pies...


Materiales, cuerdas, la rutina de siempre, caminar, cono de entrada....primer resalte fácil...reunión. Comienza el juego en serio. La falta de hielo en algunos tramos, nos obliga a la hierbatracción. Largo a largo, le vamos ganando la partida. Una partida, que esta semana, perdieron varios alpinistas, y que en un rincón del pensamiento, nos recuerdan que no puedes bajar la guardia, por muy fácil que lo veas...


Por fin el sol, nos acaricia un momento, y volvemos al lado oscuro. El lado donde predomina mas el hielo, donde la roca siempre está fría, donde si te quedas quieto, te conviertes primero en hielo, y después en roca.


El sol, nos ciega al llegar a la cima. Las dificultades, se han terminado... No....Comienzan otras dificultades.   Solamente hemos hecho la mitad de la montaña, y nos queda un largo descenso. Las horas han pasado, y el sol, ha jugado con la nieve, y se nos pegará en las suelas de las botas, en los guantes...
El deseo de llegar a la segura civilización, nos pone alas en los pies, y nos vamos satisfechos, por poder llegar a casa, con la gente, los amigos...a contarlo una vez más.

martes, 11 de marzo de 2014

ARNEDILLO. LA PROA. TOPA TOLONDRO 6A+

- ...Es que el piri .....-  ¿Todo el finde?....- ...Nosotros no salimos......- Nos quedamos por casa....

Uno de esos días, en que la agenda se queda pequeña,  con las ganas revolviéndote la cabeza y las tripas, con deseos de salir ... hacer algo....que si se cae la casa, que no te pille debajo. Por fin, el plan convence, y una vez que ha salido el sol, salimos nosotros también.


 En poco mas de una hora, estamos frente a la pared, que , no me ha quitado el sueño, pero ha estado presente en multitud de momentos. Hoy vamos a por ella.
He oído, que no es una escalada fácil, pero eso, hasta que no esté metido en faena.....habladurías.
Queríamos haber entrado desde abajo del todo, pero por gracietas del destino, al no encontrar el camino, aparecemos en lo alto de lo que sería nuestro primer largo. Un camino fácil, con una sirga, en un paso un poquito expuesto, nos ha dejado en la antigua reunión cero.
Mi hermano de cuerda, arranca el primer largo. Se le hace un poco raro. La roca tiene muy buena adherencia, y las chapas, de momento están cerca. Va ganándole metros a esta proa de barco pétreo, que desafiante, se yergue a un lado de la carretera, a la entrada del pueblo. No es un pulso fácil, la roca se defiende, con un largo graduado de 6a+, en el que la continuidad es la tónica. Lo veo bailar sobre pequeños agarres, y visto desde abajo, no me doy cuenta de la batalla a la que se está enfrentando. El viento, que hasta hace un rato, no se movía, empieza a bailar con el. Apenas treinta y cinco metros mas arriba, el tiempo se detiene, y al grito de reunión, se que ahora me toca bailar a mi. Que fácil se ve todo, con la cuerda por arriba, cuando la cabeza tan solo se tiene que preocupar de escalar, sin miedo a caer....


Pero amigo....al llegar a la segunda reunión, soy yo el protagonista. Ahora tengo que ser el que lea la roca, el que adivine sus intenciones, el que resuelva sus enigmas, y con esa tarea en el pensamiento, la acaricio e intento hacerme su amigo. Pincha. Tiene minúsculos cristales, que pinchan las yemas de mis dedos. Me hacen daño, pero no te puedes soltar, si no, ya sabes, empiezas un largo vuelo hacia el suelo.Se deja hacer. Poco a poco la última chapa donde he pasado la cuerda, ha desaparecido bajo mis pies, y me esfuerzo en buscar con la vista, a la siguiente. Sigo progresando. Concentro la vista, y si, me parece que ya la veo. Hago un cálculo rápido, entre lo que me falta y lo que llevo desde la última, y le calculo unos seis o siete metros. Aprieta, no desfallezcas, es fácil, respira, tranquilo, despacio....Con este auto ánimo, hablándome bajito, para que el viento no se lleve mis palabras, llego a la chapa....Y un poco mas tarde...a la reunión. Que bonita vista desde aquí arriba.Ya llega mi hermano de cuerda, y lo celebramos con sonrisas.  Mientras preparamos los rápeles...me acuerdo de mi proyecto, y de por que estoy aquí. Otro ladrillo en el muro, y cómo me apetecía.

lunes, 3 de marzo de 2014

NO ASTAZUS



Lo sabia. Sabia casi a ciencia cierta, que ni tan siquiera estaría cerca. Ya anduve por sus cimas, hace algunos años, pero el hecho de haber disfrutado de aquellos paisajes, me llevaron a intentarlo en grupo.
Creo que tod@s lo sabíamos. No nos importó cambiar sus cimas, por un buen curso de nieve y de avalanchas. Por la compañía, la amistad, conocer nuevos lugares....La proximidad de un pueblo en carnavales, quizás ayudó a la hora de tomar la decisión. Hay mas recorridos, ¿sin peligros?, o ,por lo menos, con menos peligros objetivos.
A la salida, la lluvia nos despide, y nos acompaña en el viaje.¿ Dudas? Seguro que costó un rato apartarlas del pensamiento, pero, poco a poco se fueron resolviendo solas.
Al llegar a destino, nos quedamos tirad@s en medio de la carretera, sin espacio para el transporte. En el refugio, nos prestan unas palas, y ...¿ de donde ha salido tanta energía ?
No hay escaqueos. En la medida de sus posibilidades, todo el mundo echa una mano, a palear, a portear... Esto es compañerismo, y además del bueno. Con una sonrisa que te da la vuelta a la cara, y se te ve hasta de espaldas. Las bromas,con mucho humor, son aceptadas y respondidas, con mas risas si cabe.


Portaros bien... como l@s niñ@s que lleváis dentro...


El refugio de Pineta, nos abre sus puertas.
Atentos a las explicaciones, el curso se estira y se estira. ¿Se pueden tener tantas preguntas? Y todas con respuesta.
 El riesgo de avalanchas, subió a 4. No nos la quisimos jugar, ni de lejos. Si no estábamos seguros, al salir del refugio, la misma montaña, nos contó un secreto...
 - Voy a revolverme, y sin moverme, me sacudo toda la nieve que puedo. No te pongas debajo, por que no hago distinciones, ni espero por nadie...-


Asistimos asombrad@s a las fuerzas de la naturaleza. Y nos alegramos de las decisiones tomadas. El camino, no nos lleva a donde habíamos planeado, nos lleva a donde queremos.


El mal tiempo, no vino. Quizá sabia que no tentaríamos a la suerte, y nos lo quiso decir, con un día precioso. Disfrutamos del paseo, de las vistas, del aire, del refugio, del bocadillo de chorizo, de la cerveza, de la nieve, y el sol, de la buena gente, y de nosotros mismos...
No Astazus... pero la próxima vez, seguirán esperando en el mismo sitio, con otro traje, o con el mismo, y siempre nos quedará la oportunidad de volver.