sábado, 4 de enero de 2014

SOMBRE HEROS II / 5 100m.

SOMBRE HEROS



Partimos hacia las 9 de la mañana hacia Ceillac. La temperatura es de –6ª c.



Tras una corta aproximación, comenzamos un primer largo en free, es decir, sin cuerdas ni tornillos. Es corto, unos 15 o 20 m. El hielo es muy fácil de escalar.


De repente, al levantar la vista, aparece ante nosotros, el free standing, de unos 20 m. Es mi desafío para este año. Es un grado 5, y nunca antes, he escalado este grado en hielo. Me acerco hacia el, con decisión. Tengo la cabeza en su sitio, y aunque me impone, no me asusta.


Comienzo a escalar, un piolet tras otro. Esta lleno de tubos de hielo, macizos, pero bastante finos. Por el centro baja bastante agua. La cosa se pone muy tiesa, pero no me arrugo. Un tornillo en la base, para no llegar a las pistas de esqui, y colocando pies, y colocando piolets, comienzo a ganarle centímetros.


A los pocos pasos, me coloco, y meto otro tornillo. Continuo en esta verticalidad, dejándola abajo. Vuelvo a colocar otro tornillo, y los brazos ya me arden. En este tornillo, paso la disipadora, y me la ato al anillo del arnés. Descanso. Tengo los brazos hinchados, y aunque no puedo verlos, los noto. Recupero un poco, y comienzo. Pegar con los piolets, cada vez se me hace mas difícil, cada vez tengo menos fuerzas. Vuelvo a colocar otro tornillo, y me vuelvo a colgar. Me recupero, pero menos que antes. El esfuerzo, es para mi brutal. Vuelvo a ganar centímetros, y decido colocar otro tornillo.


Estoy tan concentrado en colocarlo, que no me doy cuenta de cómo me abandonan las fuerzas del brazo, tengo metido medio tornillo, y la mano que sujeta el piolet, se me abre, sin darme cuenta. El hielo, comienza a pasar frente a mis ojos, a toda velocidad, y un grito escapa de mi garganta, estoy volando hacia el suelo. El cordón umbilical que me mantiene unido a los piolos, ya no puede estirarse mas, y eso me detiene, me quedo colgado, sin hacer uso de los tornillos. Ni tan siquiera me da tiempo a asustarme.


Descanso otra vez, pero me da miedo que el sistema falle, así que saco nuevas energías, y me supero de un piolet, hasta que recupero el otro. Termino de meter el tornillo, y paso la cuerda. Ya ni tan siquiera miro abajo, solamente pienso en subir, y salir de allí. Escalo un poco mas deprisa, pero con seguridad, ya que comienza a tumbar un poco, y por fin llego a la reunión.- ¡¡¡ .. Descolgarme, que bajo...!!!! -.



 La sonrisa se instala en mi cara, lo he conseguido, mi proyecto para este año, he sido capaz de cumplirlo. Estoy satisfecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario