jueves, 21 de noviembre de 2013

PICO DE SALVAGUARDA


GAFE: com. fam. Transmitir o comunicar mala suerte a alguien o algo. ( Según la enciclopedia Espasa:)


El sábado, salida del club Antsoaingo Mendi Eskola.
El jueves anterior, la primera nevada de la temporada. ¿ A donde vamos ? A Benasque. Casi un metro de nieve en los llanos del Hospital. Esto me suena a gafe.




De nuevo, nos ponemos en marcha.Con las mochilas llenas de ganas, nos damos un hartazgo de carretera, desde distintos lugares de la geografía....Barcelona...Antsoain...Guadalajara...Pamplona...Corella...
Que interprovincial...
Alguno queriendo estirar el fin de semana, hace un intento de otros picos, y llega hasta los lagos que hacen de antesala.



Mientras, todos los caminos conducen al mismo lugar. Viajes tranquilos, a excepción, de los que les gusta parar en los controles de carretera.Esto mas que gusto, es....
El equipaje descansa en las habitaciones, tras registrarnos.  Visitamos los bares, las tiendas....matando poco a poco el tiempo .
La camaradería, ha hecho de nuevo su aparición, y  las sonrisas vuelven a pintar las caras. Somos capaces de dormir, sin borrarlas.
 Suena pronto el despertador. Toca desayunar, y sin retirar del todo las ojeras, equiparse para salir al frío.
Alguien lleva equipado toda la noche, por dormir al raso.
En los primeros pasos, la nieve ataca las botas, nos defendemos, con paso vivo, y la tierra se inclina.
Las nubes casi nos envuelven, pero todavía nos respetan. Abrir huella, se convierte en una actividad extenuante. En ocasiones, es una verdadera trinchera.


El viento, como no, hace su aparición, moviendo la nieve de nuestro alrededor, mandándola lejos, depositándola en la huella recién abierta, arrojándola contra nuestras caras.Vamos llenando espacios vacíos, para volver a vaciarlos un instante después.


Con un ojo cerrado, y otro a medias abierto, ascendemos, lenta y pesadamente, rompiendo el manto blanco que lo pinta todo. Hasta que la decisión de volver, se toma con rapidez. Lentamente y calculando los pasos, o locamente, y saltando y patinando, todos nos hundimos alguna vez en esta esponjosa nieve recién caída, sin darle tiempo a transformar. Abandonamos con desgana. Casi estábamos en la antesala, pero el frío y la ventisca, son mas fuertes conforme ganamos altura.
Volvemos a casa. Alguno todavía tiene ganas de volver a parar en los controles .Esto también es gafe.