lunes, 5 de agosto de 2013

ARISTA DE LOS MURCIELAGOS

Si fuera tan plano...como hace ver el efecto óptico, quizas perderia casi todo el sabor...
 No es especialmente dificil, al menos, a mi me lo parece, pero es disfrutona...Esta vez fué la tercera, pero casi como si hubiese sido la primera....volvió a emocionarme.
Ante el planteamiento de ...¿ donde vamos...?, a mi hermano de cuerda, le apetece, y a mi no me importa.
Madrugón... para saborear el fresco de la mañana, pero en la primera reunión, el viento, deja paso al frio. Entrar en calor, cuando se va a largos, es dificil y complicado, pero le buscamos la vuelta, y las reuniones, al norte, que es donde hace mas calorcito.
 Queremos seguir los pasos, que un dia de hace un monton de años, a alguien se le ocurrio.
 Sin apenas esfuerzos, dejamos atras la punta dondeestastú...la punta dondeestaeste...
 El terrible muro que aparece de repente, es mas humano cuando nos acercamos, y asi, el mundo se va haciendo pequeño a nuestros pies.

Con cuidado colocamos nuestros pasos, los edelweis, salen a saludarnos .


La roca, lo llena todo, el paisaje, nuestras manos, arrastramos el cuerpo por ella, intentando no caer en ese paso mas dificil...no entramos en escaqueos, queremos la arista tal cual, como los pioneros, tiene algo de cura de humildad , si pensamos en los materiales de aquella época...


El pirineo, va despidiendo despacio la nieve , pero algunos neveros aguantaran hasta el invierno.Serán la levadura madre del próximo ... 
 Ya somos capaces de adivinar el final, el buzón, se hace visible, y la alguna gente mira con cara extraña.
 No somos marcianos, somos montañeros como el resto, pero quiza con un puntito mas de locura, de esa locura que nace, donde se fabrican los sueños, donde pensamos que podemos llegar a volar, sin despegar los pies del suelo.
Ya solo queda cerrar el círculo, volver al punto de partida, de donde salimos hace unas horas, para con calma, revivir lo vivido, y como broche final, preparar la próxima.







No hay comentarios:

Publicar un comentario